Escuela Especial Paideia

La Fundació Paideia colabora estrechamente con el proyecto educativo defendido por la Escuela Paideia y es propietaria del edificio donde se realiza la actividad escolar. Ambas comparten el objetivo de garantizar una enseñanza de calidad y una atención personalizada a los niños con discapacidad para ayudarles a desarrollar y potenciar sus capacidades.

La filosofía del centro es ofrecer en todo momento a los alumnos aquello que necesitan, con una atención individualizada, grupos flexibles en función de la materia a trabajar y contenidos que se ajustan a las necesidades particulares de cada alumno. La escuela se concibe como una institución abierta, donde se defiende la alternativa de escolaridad compartida.

Historia

La Escuela Paideia inició su actividad en el campo de la educación especial en octubre de 1957 en la calle Bertran 119 de Barcelona. El centro acogía un grupo reducido de niños con discapacidad intelectual leve o con trastornos del área del lenguaje.

La directora de la escuela era Irene Gimeno Javierre, maestra y licenciada en pedagogía y lenguas clásicas. Su interés por el campo del desarrollo psicomotriz la llevó, junto con Ester Oliveras, a convertirse en la pionera de la introducción del método “Le Bon Départ” en el Estado español. Este sistema, basado en la interrelación entre el cuerpo, el ritmo y la estructuración espacial, se convirtió en una referencia indispensable en la tarea pedagógica del centro. Desde entonces, la escuela se convirtió en un centro difusor para hacer llegar este método al resto de enseñantes , con la promoción de cursos y seminarios.

En el curso 1963-1964, ante la demanda creciente de plazas, la escuela se trasladó a la calle Panamá 9 de Barcelona y en 1980 la titularidad del centro pasó a manos de la Asociación de Padres de Alumnos. En 2013 se inició la construcción de la nueva Escuela Paideia en el barrio de Les Corts, donde tiene la ubicación actual desde 2015. El nuevo equipamiento es fruto de un proyecto costoso que se ha podido llevar a cabo gracias a la perseverancia de un gran equipo humano. Familias, maestros y dirección, han conseguido promover un cambio sustancial en la calidad de vida de todos los alumnos actuales y futuros. La nueva escuela está completamente adaptada, con espacios llenos de luz que permiten la movilidad plena y una mejora cualitativa en el día a día de la atención y la educación especial.

Con más de 60 años de historia, la Escuela Paideia ha desarrollado su actividad de forma ininterrumpida hasta la actualidad, momento en que cuenta con 180 alumnos.

COLEGIO PAIDEIA